Muy en el fondo, El daño persiste

Artículo publicado por 24-7 noticias http://247noticias.cl/2016/05/23/muy-en-el-fondo-el-dano-persiste/ , escrito por Eva Soto Eva Soto Acevedo, Dr. © Ingeniería, MSc. Ing. Civil Bioquímico PUCV. RCI 22.637-8, 1° Vicepresidente Consejo Zonal Valparaíso – Colegio de Ingenieros de Chile A.G. Sustentabilidad & Medio Ambiente – E-mail eva.sotoacevedo@gmail.com

A raíz del nuevo incidente en Quintero, derrame de hidrocarburos y para comprender qué sucede con los sedimentos, se hace necesario indicar que: los hidrocarburos son compuestos orgánicos que, según su naturaleza de origen, son clasificados en biogénicos e hidrocarburos antropogénicos. Los primeros son sintetizados por casi todas las plantas, animales terrestres y marinos, incluyendo la microbiota, bacterias, plancton marino, diatomeas, algas y plantas superiores. Existe una asimilación de los términos hidrocarburos y petróleo, este último es una mezcla compleja de muchos hidrocarburos gaseosos, líquidos y sólidos, con un número de carbonos en sus moléculas que varían aproximadamente entre 1 y 50, líquido viscoso, de color pardo oscuro, de olor desagradable, tóxico, irritante e inflamable.

Ahora bien los hidrocarburos más pesados procedentes de las superficies acuáticas quedan adsorbidos y acumulados en los sedimentos fluviales y marinos. Los derrames de hidrocarburos pueden afectar gravemente el medio marino como resultado de la asfixia y de los efectos tóxicos y la prensa los titula como “desastres medioambientales”, y efectivamente el impacto trastorna los ecosistemas afectando a su subsistencia y a su calidad de vida, en adición a la pérdida de recursos marinos. Y por ello la presencia de hidrocarburos en los sedimentos marinos ayuda a comprender el problema de la contaminación marina, empleándose como indicadores pues presentan tasas mayores de hidrocarburos que la columna de agua, entregando antecedentes históricos de los daños provocados – acumulados en el tiempo. Pues los procesos de biodegradación que pueden sufrir estos contaminantes son muy lentos; con elevados tiempos de vida media, que están relacionados con el valor del peso molecular, volatilización, a causa de las bajas temperaturas a las que están sometidos los sedimentos.

Es por ello que es indispensable considerar que el medio marino abarca una amplia gama de ecosistemas complejos, con fluctuaciones en abundancia y diversidad. También es innegable que el medio marino tiene una gran capacidad de recuperación natural frente a perturbaciones intensas, pero tampoco podemos abusar – ni menos seguir usándolo como el “gran diluyente de todo”.

Los mecanismos claves del daño ambiental que se deriva de un derrame de hidrocarburos se asocian a asfixia y a la toxicidad, de la mano con el tipo de derrame y la rapidez de la disipación vinculada a la ubicación de los recursos sensibles/vulnerables a la contaminación. Y los organismos más vulnerables son aquellos que se encuentran en la superficie del mar o en la costa. En principal riesgo están las aves marinas, pues no necesariamente podrán sobrevivir luego de la “limpieza de sus hábitat que fueron contaminados”, incidiendo en sus procesos reproductivos.
Y como todo en la vida, la rapidez es vital, para la planificación y ejecución de las operaciones de respuesta ante el derrame, para mitigar daños y recuperar el sector agredido, en sintonía con las medidas de restauración a posteriori, en el corto y mediano plazo, sumado al monitoreo permanente.

|

Comentarios

Es importante que tomemos conciencia tanto para prevenir como para mitigar oportunamente estos desastres. Excelente artículo. Esperemos que las autoridades tomen las acciones necesarias para resguardar que nuevos derrames sean evitados y que exista una adecuada mitigación a estos daños que tanto afectan nuestro hábitat.

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar